publicidad

La Cuadratura
· Información general de ámbito internacional desde 2010 ·

Buscar en La Cuadratura

Publicado el miércoles 17 de octubre de 2012

Las autoridades de los dos estados aprueban la construcción, la financiación y la gestión de las nuevas infraestructuras

Dos nuevos puentes cruzarán el río Ohio entre Indiana y Kentucky

Seguir a La Cuadratura

En portada

Ir a la portada

El proyecto de construcción de dos puentes sobre el río Ohio para unir Louisville, la capital del estado de Kentuky (Estados Unidos), con el condado de Clark, en Indiana, va viento en popa, pues autoridades de ambos estados acaban de acordar la construcción, la financiación y la gestión a largo plazo de las infraestructuras. El pacto incluye la creación de un comité conjunto que se encargará de acordar los peajes en los nuevos cruces sobre el Ohio.

Cada uno de los estados se encargará de ejecutar y financiar una parte del proyecto. Kentucky, por ejemplo, pagará la construcción del cruce del centro de Louisville, el nuevo puente que partirá de la nueva intersección, la reparación del puente existente y los nuevos accesos desde Jeffersonville, ya en Indiana. El estado de Indiana, por su parte, financiará la construcción del nuevo puente aguas arriba, entre Utica y Prospect, una infraestructura que servirá para conectar la carretera estatal de Indiana 265 y la 841 de Kentucky. La idea de repartir las responsabilidades busca acelerar la construcción. Los fondos para la obra saldrán de los impuestos federales a los hidrocarburos y de la financiación obtenida por el aval de los futuros peajes en los puentes.

La comisión conjunta que ejecutará la operación de los nuevos puentes está formada por los responsables de los departamentos de Transporte de los dos estados más los delegados de cada estado designados para financiar el proyecto. La comisión se encargará en el futuro de establecer los peajes aplicables y de estudiar la posibilidad de reducir el pago por uso a las personas con ingresos bajos y a las minorías.

El proyecto de los nuevos puentes sobre el río Ohio viene de lejos. En 2003 surgieron las primeras voces para impulsar la construcción. Pero aquel proyecto inicial se desestimó porque era demasiado caro. Al final, en 2011, se aprobó un nuevo proyecto que reduce el alcance de las nueva infraestructuras: por ejemplo, el cruce de carreteras elevado en el centro de Louisville, lo que se conoce como Kennedy Interchange, se mejorará, pero requiere menos expropiaciones de tierras y menos desvíos de servicios. El nuevo puente del centro de Louisville estaba previsto con un carril para bicicletas y aceras para peatones; el proyecto definitivo los elimina y prevé la construcción futura de otro puente para esos usos. En el lado de Indiana, los nuevos accesos al puente tendrán mayores pendientes que el proyecto original y se reduce el número de carriles en parte de las vías de acceso de seis a cuatro. La diferencia de coste entre el primer proyecto y el aprobado al final es de un 35%: la obra costará 2.600 millones de dólares frente a los 4.100 millones de dólares del principio.

publicidad

Be Cool

Hemeroteca

Elige una fecha y pulsa el botón "Seleccionar". Puedes utilizar la rueda del ratón para moverte.
Seleccionar